Para el gato, el juego es extremadamente importante, tanto en la fase de crecimiento como de adulto. Las actividades lúdicas no son simples momentos de diversión, sino que ayudan a los felinos a tomar conciencia de sí mismos y del mundo que les rodea, ayudándoles a desarrollar sus capacidades psicofísicas.

El juego también se convierte en un momento de socialización y de desahogo de energías reprimidas, a lo que podemos añadir que este tipo de actividades, si se realizan con humanos, ayudan a reforzar el vínculo con el felino.

Por estas razones, es importante que una parte del día se dedique a la recreación. Pero, ¿qué juegos se pueden practicar en el piso?

Aquí tienes 5 juegos a los que puedes jugar con tu gato, ¡incluso en el piso!



  • Anaplasmosis

    Carrera de obstáculos con objetos
    Crea pequeños caminos con obstáculos y recompensas, haciendo que el recorrido sea fácil de seguir y animándole a jugar
  • Juegos de agilidad
    Como bailar, caminar entre las piernas o juegos de equilibrio en espacios reducidos. Todos estos juegos pueden ser recompensados con pequeños premios.
  • Búsqueda de alimentos
    Prepara algunas sorpresas dejando alrededor golosinas para que tu amigo felino las descubra durante sus rondas
  • Correr y atrapar
    El juego más común y fácil, todo lo que necesitas es una cuerda, un sonajero o una simple cuerda. Un verdadero placer para desahogarse y divertirse con su cachorro.
  • Descartar los alimentos
    Utilizando bolsas o cajas puedes esconder la comida en su interior, para incitar al felino a coger su querido premio.

La cantidad de tiempo que se dedica a jugar con el gatito depende de sus hábitos. Se recomienda dedicar al menos 10-15 minutos al día evitando el uso de láseres, ya que puede resultar frustrante para el felino no tener algo material que agarrar.